Últimas noticias
GOhobby > Miniaturas > Miniaturas de aviones > Los cazas Polikarpov I-15 e I-16 en la Guerra Civil española

Los cazas Polikarpov I-15 e I-16 en la Guerra Civil española

Avatar de Gustavo Cano


Polikarpov I-15 Chato

Polikarpov I-15 Chato

La Guerra Civil Española estuvo determinada, en lo que a su vertiente aérea se refiere,  por un periodo de vertiginosa evolución aeronáutica que comenzó a principios de los años 30, caracterizado por un cambio drástico en el diseño de los aviones que comenzarían a entrar en servicio pocos años más tarde.

Este cambio supuso que los aparatos en el periodo de 1936 a 1939 se volviesen obsoletos técnicamente en poco tiempo. Modelos como el  Breguet XIX o el Nieuport-Delage NiD 52,  en servicio el 18 de julio de 1936, ya estaban totalmente obsoletos y superados técnicamente por el material italiano y alemán llegado a España, muy superior a los aviones en poder de la República.

Las democracias occidentales aplicaron una dura política de no intervención  que, sin embargo, nunca fue respetada por Alemania e Italia, lo que obligó a las fuerzas republicanas a contar  casi en exclusiva con suministros  de la Unión Soviética. De entre ellos destacaron dos modelos de avión de caza: el I-15 y el I-16.

El I-15

Los primeros ejemplares del I-15 llegaron a España en octubre de 1936, y recibieron su bautismo de fuego el 4 de noviembre de ese mismo año,  siendo decisivos en las primeras horas de la batalla de Madrid, así como en el Jarama y Guadalajara. Este extraordinario aparato constituyó la base de la fuerza de cazas republicana  durante la mayor parte de  la contienda. A pesar de su velocidad, inferior a la de su principal adversario, el Fiat CR.32, su agilidad y gran maniobrabilidad compensaban dichas carencias siendo superado sólo por los Me-109, He-112 y Fiat G-50.

Diseñado por el ingeniero Nicolai Nikolaevich Polikarpov, el I-15 era un biplano de construcción muy sencilla. Voló por primera vez en octubre de 1933, propulsado por un motor “Wright Cyclone” de 715 CV.  Estaba forrado con tela, excepto en la parte delantera, forrada en chapa.  El ala superior tenía forma de gaviota e incorporaba un carenado en su gran motor radial, por lo que le recibió  el sobrenombre de “Chato”.  Era muy maniobrable y fácil de volar. Iba armado con  cuatro ametralladoras ShKas de 7,62 mm. y podía llevar pequeñas bombas.

Polikarpov I-15 Chato

Polikarpov I-15 Chato

Se calcula que la Republica recibió unos 190 aparatos. A partir de agosto de 1937 se comenzaron a fabricar en España, donde se llegaron a construir entre 231 y 237 unidades, utilizando componentes recibidos desde la URSS.

Tras la contienda, el Ejército del Aire llegó a utilizar 180 unidades de I-15, de los cuales unos 70 eran unidades capturadas durante la guerra, 44  fueron recuperados en diversos campos de aviación o fueron devueltos por Francia, mientras que 66 unidades que estaban siendo fabricadas por la República se terminaron de construir entre 1939 y 1941. Destinados a Valencia, Alicante y Valladolid, algunos de ellos tuvieron una larga vida operativa,  hasta que fueron retirados del servicio en 1955.

El I-16

Las primeras unidades I-16 llegaron al puerto de Cartagena  en noviembre de 1936 y comenzaron a volar con pilotos soviéticos como unidades independientes.  Más tarde se encuadraron en el Grupo Nº 21 de Caza  con personal soviético, aunque al final de la contienda todas las tripulaciones eran españolas. La primera acción del I-16 en la guerra tuvo lugar en octubre  de 1936, en el frente de Madrid.  Tuvo además un papel destacado en la batalla de Guadalajara y sufrió graves pérdidas en el Norte, Brunete y el Ebro, debido entre otros factores a la  inferioridad numérica en sus enfrenamientos contra las fuerzas nacionales  y a la falta de práctica de muchos de  sus jóvenes pilotos. Eran capaces de enfrentarse de igual a igual con los Heinkel He-51, los Fiat CR.32 y a las primeras versiones del Messerschmitt Bf-109.  Con el fin de mejorar su techo de servicio, durante la guerra se modificaron varios aparatos con la instalación de un motor “Wright Cyclone” R-1820-F54 de 775 CV y un primitivo equipo de oxígeno. Estos aviones modificados prestaron servicio en la 4ª Escuadrilla del Grupo nº 21, que  recibió el sobrenombre de “Escuadrilla del Chupete” debido al sistema de suministro de oxígeno para los pilotos, un crudo tubo de caucho.

Polikarpov I-16

Polikarpov I-16

Diseñado por  Nicolai Nikolaevich Polikarpov, el I-16 se probó por primera vez en otoño de 1934 y supuso una nueva etapa en construcción aeronáutica. Fue el primer caza monoplano de ala baja con tren retráctil en entrar en servicio en el mundo. El segundo prototipo que se construyó estaba equipado con un motor M-25 “Wright Cyclone”  alcanzando la considerable velocidad de 455 km/h. El  I-16 estaba fabricado con un fuselaje semimonocasco de madera, cabina cerrada  y las alas metálicas recubiertas de tela. Estaba armado con dos ametralladoras ShKAS de 7,62 mm.  Más adelante se fabricó una versión, denominada “Súper Mosca”, en la que se añadieron otras dos ametralladoras sobre el motor y se volvió a fabricar con la cabina abierta, con un visor de tiro reflector.

Aunque el número de I-16 de todos los tipos que llegaron a España se desconoce con exactitud,  distintas fuentes lo estiman ente 200 y 300 aparatos. Al finalizar la Guerra civil, se recuperaron 22 unidades  en condiciones de vuelo, pasando a engrosar las filas del Ejército del Aire. Asimismo,  se pudieron terminar de ensamblar otros 30 aparatos, que fueron estacionados en Tablada (Sevilla). Algunos de ellos permanecieron en servicio hasta 1953.

ANTERIOR
SIGUIENTE
COMENTA ESTE ARTÍCULO
 

OTROS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

k j

DEJA UN COMENTARIO

Inicia sesión o registrate para enviar tu respuesta

Personas a las que les gusta estox

Cargando...