GOhobby > Miniaturas > Miniaturas de aviones > Los orígenes de la aviación militar (Parte 1)

Los orígenes de la aviación militar (Parte 1)

Historia aviacion militar 1

ejercitodelaire.mde.es

La primera vez que en una operación militar se usó un aeroplano fue el lunes 23 de octubre de 1911, en Trípoli (Libia) durante la guerra ítalo-turca. El avión era un monoplano Blériot XI, del mismo tipo con el que Louis Blériot había volado a través del canal de la Mancha dos años atrás. Se iniciaba así la era de la aviación militar.

Esta vez el piloto era el capitán Carlo Piazza. Su vuelo, que duró 61 minutos, fue una salida de reconocimiento para observar el tiro de la artillería propia. Unos días más tarde, el 1 de noviembre, el teniente Giulio Gavotti llevó a cabo el primer bombardeo desde un avión: ese día arrojó a mano cuatro bombas desde su Etrich Taube, una sobre el campamento enemigo de Ain Zara y tres sobre el oasis de Tagiura.

Estos ataques apenas causaron daños, pero tuvieron un enorme efecto psicológico. Había nacido una nueva arma y una nueva amenaza, más devastadora que los globos y dirigibles de entonces, cuya limitada movilidad los convertía en un blanco fácil. Las máquinas “más pesadas que el aire” tenían ante sí un amplísimo abanico de posibilidades de uso. La fuerza motriz que impulsaba esta nueva arma ya no era el entusiasmo de unos cuantos pioneros, sino la fría lógica militar, que ni tan siquiera el poeta Gabriele D’Annunzio consiguió suavizar en los versos de su Canto de Diana, publicado en el Corriere della Sera del 23 de noviembre de 1911 para celebrar la gesta de Gavotti:

… en el aire se oye el silbido de una honda.

En el cielo vuela un pálido buitre.

Giulio Gavotti lleva bombas en el ala.

Historia aviacion militar 3

arizonamodels.com

Los vuelos de Piazza y Gavotti fueron los primeros en que se usaba el avión en combate, pero, para que fuesen posibles, antes hubo que vencer las reticencias de muchas mentes conservadoras, que veían que el aeroplano un medio de transporte demasiado nuevo y poco experimentado. De hecho, los primeros intentos de dotar a los ejércitos con máquinas más pesadas que el aire no fructificaron hasta que el vuelo motorizado gozó de aceptación general.

El paso decisivo se había dado en 1908, cuando Wilbur Wright llevó a cabo una gira por Europa con su avión más reciente, el Flyer A. Entre agosto y diciembre, en los terrenos de Le Mans, las demostraciones del pionero estadounidense no sólo concitaron el entusiasmo de los aviones europeos, sino que propiciaron un intercambio de experiencias que iba a ser determinante para el desarrollo del aeroplano.

Mientras tanto Orville Wright había permanecido en Estados Unidos con la difícil misión de convencer a las autoridades militares de su país de que el Ejército necesitaba su avión. Orville estaba seguro de ello desde el primer vuelo del Flyer, pero chocaba con la indiferencia de la opinión pública. Merece la pena detenerse un poco en esa historia, que al final, el 2 de agosto de 1909, desembocó en la aceptación del Aeroplano N.º 1 por parte del Cuerpo de Transmisiones, el primer avión militar del mundo.

Después del histórico vuelo del 17 de diciembre de 1903 en Kitty Hawk, ante el escepticismo con que fue recibida esta hazaña, los hermanos Wright se retiraron a su taller en Dyton decididos a mejorar su avión en secreto. Su progreso fue lento, pero constante. El 16 de octubre de 1905, su nuevo Flyer III fue capaz de volar durante más de media hora, cubriendo una distancia de 39 km. Era un avance importante, pero una vez más, Estados Unidos no fue capaz de entender su potencial y los militares no se interesaron por el avión. Incluso la industria se mostró indiferente ante lo que estaba sucediendo en Dyton y no manifestó la más mínima intención de echar una mano a los Wright, cuyo mayor quebradero de cabeza eran los motores.

Historia aviacion militar 2

asme.org

Sin embargo, el proyecto había progresado demasiado como para abandonarlo en ese momento. Era preciso vender un primer avión al Cuerpo de Transmisiones del Ejército, que era el responsable de la experimentación en el nuevo campo de la guerra, es decir, los globos y dirigibles. Orville Wright se empecinó en presentar el Flyer al Departamento de Guerra y la historia del aeroplano militar no hacía más que empezar.

Sigue leyendo
  1. Los orígenes de la aviación militar (Parte 1)
  2. Los orígenes de la aviación militar (Parte 2)
Tipo de contenido
ANTERIOR
SIGUIENTE
COMENTA ESTE ARTÍCULO
 

OTROS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

k j

DEJA UN COMENTARIO

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Notificarme de las siguientes respuestas por correo electrónico
Al pulsar 'Enviar' confirmo que he leído y acepto el aviso legal

Personas a las que les gusta estox

Cargando...